Presentación del libro-cómic titulado «CARMEN DE BURGOS ‘COLOMBINE’. Una figura clave en la emancipación de la Mujer”, del que son autores María Carmen Amate y J. M. Beltrán, con prólogos deSusana Díaz (ex-presidenta  de la Junta de Andalucía), de María Dueñas (escritora) y de Esperanza Pérez Felices(alcaldesa de Níjar). El acto tendrá lugar el próximo sábado, día 30 de marzo, a las 19’00 horas, en el Museo de Alhama de Almería. Participarán en el acto Cristóbal Rodríguez López (alcalde de Alhama de Almería); Juan Grima Cervantes (editor); J. M. Beltrán (dibujante y coautor del libro); María Carmen Amate (historiadora y coautora del libro).

A contracorriente. Así fue la vida de Carmen de Burgos. En tiempos en los que las mujeres apenas tenían derechos, ella rompió todos los moldes y se convirtió en el paradigma de lo opuesto a lo normal. Se puso el mundo por montera a los 16 años para casarse en contra de la voluntad de sus padres. Estudió cuando casi ninguna estudiaba, trabajó cuando prácticamente ninguna lo hacía. Abandonó a un mal marido cuando lo común por entonces era aguantar.

Renunció al cálido refugio de su familia, puso distancia y se trasladó a vivir a Madrid acompañada de su hermana y de su hija pequeña. Siguió formándose, abanderó causas como el divorcio, el voto de la mujer, y emprendió campañas en los diarios madrileños en contra de la guerra y de la pena de muerte que le costaron disgustos y oposición, y que la hicieron visible en un mundo de hombres. Sufrió el destierro a la ciudad de Toledo para apartarla de su actividad en favor de los derechos de las mujeres desde las páginas de los diarios madrileños.

Se adentró en el periodismo cuando las firmas femeninas apenas existían. Desempeñó la docencia en diferentes destinos. Viajó por Europa y América y conoció otras culturas cuando casi nadie se movía. Abrió su casa a las tertulias intelectuales en vez de a meriendas de sociedad. Escribió cientos de columnas, ensayos y decenas y decenas de novelas en vez de versos de amor. Ejerció de corresponsal de guerra en la contienda con Marruecos cuando sólo las enfermeras se acercaban a las trincheras. Fue una conferenciante muy aplaudida cuando las mujeres no tenían voz. Tuvo un amante veinte años más joven y vivió ese amor sin necesidad de un matrimonio formal. Se afilió al Partido Socialista viniendo de una familia burguesa y terrateniente. Sufrió la traición de su amante y su hija, y fue capaz de perdonar.

En definitiva, si hubo una mujer entregada a la lucha por sus derechos como persona, por la igualdad entre hombres y mujeres con el arma acerada de su pluma, esa fue Carmen de Burgos. Una mujer con una facultad innata para atraparnos, para seducirnos con las circunstancias que jalonaron su vida y con la fuerza y el coraje que supo imprimir a su existencia. Su vida fue un cúmulo de acontecimientos marcados por su mirada valiente y crítica, disfrazada muchas veces con la más sutil ironía. Carmen, contendiente en múltiples causas perdidas, fue aquilatando experiencias hasta legarnos su testamento más preciado: La mujer moderna y sus derechos, compendio de todas las batallas protagonizadas en el
transcurso del tiempo.

Admirable Carmen de Burgos Colombine. Combativa, esforzada, generosa, lúcida, tenaz, y
siempre comprometida.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Shares
X